La digitalización salva empresas - Beople
59120
post-template-default,single,single-post,postid-59120,single-format-standard,qode-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.9, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

La digitalización salva empresas

La crisis del coronavirus está poniendo a prueba a miles de negocios tradicionales que tras cerrar sus puertas de cara al público se han visto obligados a recurrir a la venta online para seguir operativos. A muchos les cogió con los “deberes” hechos y sus shops ya ofrecían un servicio que, aunque puede que no fuera la principal vía de ventas, funcionaban correctamente, pero a otros, con el cierre de sus verjas han tenido que decidir entre caer en el abismo empresarial o renovarse en tiempo record para no morir en el intento.

Así, miles de propietarios de restaurantes, tiendas de ropa, de alimentación o librerías, han tenido que poner el foco en Internet para darse cuenta de que mientras todo permanezca cerrado, el comercio online es su única esperanza de continuar con vida.

Para todos ellos, si el confinamiento les cogió sin haber hecho una inversión previa en marketing y sus shops no están abiertas, decantarse por plataformas como Deliveroo, Glovo o Uber Eats es un salvavidas para hoy y un comienzo para el cambio digital de cada empresa.

Estas plataformas que hace unas semanas se centraban en el reparto de restaurantes se han transformado también para ayudar a dar el salto online a otro tipo de comercios conscientes de que el mayor volumen de venta online se está realizando en la compra de alimentación.

Crecer durante la crisis

Según Glovo, que ya realizaba envíos a domicilio más allá de la restauración, los pedidos de supermercados se han disparado un 450% en el confinamiento, superando a los de restaurantes. Una plataforma que ha incorporado más de treinta nuevas cadenas de supermercado y los nuevos puntos de venta de farmacia y parafarmacia se han duplicado.

Muy diferentes son los datos de aquellas superficies que ya vendía vía online como los supermercados. Según la consultora Nielsen, desde que empezó la crisis, entre marzo y las tres primeras semanas de abril, el crecimiento acumulado del online de estos establecimientos alcanza el 78,6%. En las últimas cuatro semanas auditadas, del 23 de marzo al 19 de abril, el canal online ha ido batiendo récords semana tras semana, de tal modo que en esa primera creció un 74%, en la segunda un 81%, la tercera, que corresponde con la de Semana Santa, un 98%, y la última dejó una nueva plusmarca de un 286%, según datos de Nielsen.

Los datos son escalofriantes pero no cabe duda de que la digitalización es la salvación de todas y cada una de las empresas. El camino está en aprender para tener futuro y adaptarse a un mercado vivo y feroz.

beople