El teletrabajo y sus adaptaciones a la nueva era - Beople
59146
post-template-default,single,single-post,postid-59146,single-format-standard,qode-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.9, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El teletrabajo y sus adaptaciones a la nueva era

Con la llegada del Covid-19 una de las primeras recomendaciones al sector empresarial fue enviar a la plantilla a trabajar en casa, si la labor acometida lo permitía. Y así sucedió desde el pasado 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma.

Antes del confinamiento ya eran muchas las empresas, sobre todo las internacionales, y autónomos los que desarrollaban sus tareas desde sus hogares, pero a muchos otros novatos en el formato les cogió la reclusión sin un lugar en el que trabajar en casa, con niños a los que entretener y un nuevo panorama familiar al que adaptarse.

Durante estos 60 días de confinamiento los lugares de trabajo en casa han ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de cada uno y la conclusión más evidente y compartida es que, continúe o no la modalidad del teletrabajo, es necesario tener una oficina preparada en casa porque nunca se sabe si éste será el modelo que impere en el tejido empresarial. Además, según la Organización Mundial de la Salud, hay que estar preparados para eventuales rebrotes del virus.

Contar con los dispositivos electrónicos necesarios es básico para poder funcionar. En este enlace los redactores de Xataca comparten sus gadgets favoritos, como teclados, auriculares, monitores o ratones, que pueden servir de inspiración.

Pero una vez completado el campo tecnológico hay que ocuparse del lugar. Tener un espacio apartado en el que poder tener una mesa destinada a lo necesario para trabajar, sin necesidad de estar recogiéndolo cada día, es fundamental. Al igual que cuidar una higiene postural con una buena silla para no generar contracturas indeseadas.

En el plano decorativo, son muchos los que se han lanzado a diseñar un espacio algo más cuidado y pensado, principalmente, para las numerosas videoconferencias que se tienen en la actualidad. En este sentido, el Social Shopping ha imperado y las redes sociales han sido el escaparate perfecto para comprar todo lo necesario en las e-commerce que han mantenido los envíos seguros a casa.

En definitiva, hacer o rehacer la oficina en casa es una de las actividades que más se han repetido durante estos meses y seguirán siendo protagonistas en lo que queda de año por su continente, contenido y significado profesional y personal.

beople